El Palacio de Hielo, de Tarjei Vesaas

 

 ⭐⭐⭐⭐

"Le fascinaba lo que había de incomprensible en Unn, lo que le parecía que rodeaba a esa chica".

Ésta es una novela rara porque en un principio no parecía que fuera a calar como cala, quizás la explicación esté en cómo ahonda en sus personajes. Es cierto que la he terminado casi de una sentada y es precisamente por esto que digo que es extraña: es muy minimalista en los recursos que usa, vas sumergiendo cada vez más en sus dos personajes principales Siss y Unn (los únicos personajes con nombre en la historia) y poco a poco el lector se va involucrando, casi sin darse cuenta, avanzando como un rio.

El Palacio de Hielo” cuenta una historia muy sencilla, mil veces vista pero la forma en que este autor, Tajei Vesaas, la cuenta, ahí está el secreto. Dos chicas de once años se hacen amigas. Unn recién llegada al pueblo es tímida y esquiva, Siss, es todo lo contrario, ambas conectan a través de miradas y Siss visita a Unn en casa de su tía. Es un único encuentro que marcará ya para siempre a Siss porque ambas niñas descubren que a pesar de que apenas se conocen, comparten las mismas dudas, los mismos interrogantes acerca de sus vidas, la conexión es instantánea. Al día siguiente Unn no se presenta en clase, ha desaparecido.

Es ante todo una novela que cuenta el final de la infancia, ante un acontecimiento que marcará profundamente a una niña de once años justo en un momento decisivo en su vida. De alguna forma comparten una desconexión de la realidad, sus cuerpos están cambiando y sus mentes se hacen preguntas y hasta que no se conocen, no perciben hasta que punto son iguales en su confusión. Y puede parecer que en la novela no ocurran muchas cosas independientemente del hecho central de la desaparición de Unn, porque la novela está repleta de secretos que apenas encuentran respuestas pero ahí está la gracia de una novela como ésta, en que las respuestas las tiene el lector. Vesaas consigue crear una atmósfera glacial porque convierte al paisaje helado donde viven en un personaje en sí mismo, está presente físicamente durante toda la novela, calando tanto que hasta sientes el frio helado del entorno. El aislamiento físico del norte de Noruega está en sintonía con el aislamiento que sienten estas niñas frente al resto de su entorno.

Independientemente de los temas que aborda Vesaas en torno la fragilidad y confusión emocional en unas niñas a punto de abandonar la infancia para penetrar en el complejo mundo del “ser adulto”, a mí lo que más me ha interesado es el estilo de Vesaas. Es una novela muy para dentro, muy intímista en su forma de abordar las emociones y la angustia existencial del ser humano ya expuesta en unas niñas tan jóvenes.. Los diálogos son pocos y casi elípticos, muy minimalistas, y toda la novela es una especie de poema en lo relativo al sentir de una niña de once años, aislada y desconectada emocionalmente luchando por encontrar respuestas. 

La adaptación de la novela al cine dirigida por Per Blom en 1987 merece mucho la pena. La película es muy fiel incluso en la atmósfera, apenas sin diálogos y centrándose sobre todo en en respetar las emociones que el autor quiso transmitir en su momento.

"Cuatro ojos centelleantes bajo las pestañas. Sus rostros ocupan todo el espejo. Las preguntas asoman y vuelven a esconderse. No lo sé: centelleos y rayos, centelleos de ti a mí, de mí a ti, y de mí a ti solo hasta ocupar el espejo y de vuelta, y nunca una respuesta a lo que es esto. Jamás una solución. Tus labios, rojos protuberantes; no son los míos. ¡Cómo se parecen! Y lo mismo ocurre con el pelo, centelleante. ¡Somos nosotras!"

 



















Is-Slotted aka El Palacio de Hielo, 1987, Per Blom

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mis Favoritos De 2020

A propósito de nada: Autobiografía, de Woody Allen

Protege A Tus Hijas, de Diana Tutton